Recordando a Paula Contador Martínez

Nuestra heroica Tercera Compañía, en sus más de 150 años de historia, ha cultivado entre quienes formamos en sus filas, un amor y respeto único hacia nuestras tradiciones, y por sobre todo por nuestros queridos viejos bomberos. Cariño que también traspasa hacia nuestros familiares y amigos, quienes todos en conjunto, formamos esa gran familia tercerina, de la cual nos sentimos más que orgullosos.

En esta ocasión, nuestro Voluntario Honorario Carlos Iturra Briones nos aporta un texto del ex voluntario Guillermo del Canto, trayendo un hermoso recuerdo de doña Paula Contador Martinez, hija de don Ramón Contador Gana, fundador de la Tercera y del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

Un día cualquiera cerca de 1976 se celebraba una Junta de Oficiales, la cual fue interrumpida con el campanilleo del teléfono privado. Un ayudante, raudamente contestaba y daba aviso al Director de la época Don Tomás Rodríguez, que una voz femenina pedía hablar con él. La junta se había suspendido a la espera que terminara la conversación. Una vez hecho, el Director con cara de sorprendido señala.

“Me ha llamado una señora para contarme que hay en su barrio una señora muy mayor que vive en condiciones muy deplorables y que es asistida por vecinos de buena voluntad. Cuando le preguntan a esta señora si tiene familia a quien recurrir, ella sólo contesta: “Soy hija de un fundador del Cuerpo de Bomberos de Santiago y de la Tercera”

La estupefacción se apoderó de todos los oficiales presente. Nuestro Director, gran Bombero que junto con la palabra acompañaba la acción, dijo que vería personalmente de qué se trataba el tema.

A las pocas semana, la Srta. Paula Contador, era internada en el Hogar Español, gracias a las gestiones de nuestro Director, y desde ese entonces doña Paula comenzó a vivir como se lo merecía, llena de atenciones y con las visitas diarias que le hacía nuestro Director.

Y así llegó el día que en Paula Elisa cumplió cien años de vida.  La fiesta, “matinée infantil”, que se haría a las 15,00 hrs. hizo que oficiales y bomberos llegaran al cuartel antes de la hora señalada para adornar con globos y serpentina el casino del cuartel. Entre los bomberos presentes estaba el Cura Reyes, hoy Monseñor Arzobispo de su Iglesia, que llegó de sotana blanca. Tomás Rodríguez era el encargado de ir a buscar al Hogar Español a la Srta. Paula.

Esa celebración no estuvo exenta de una graciosa anécdota. Mientras adornaban el Casino, sonaron dos directos, “llamado”: Diez de Julio y Ricantén. Los Tercerinos bajaron acelerados como era la costumbre para tripular la máquina. Mientras la máquina se desplazaba por Vicuña Mackenna rumbo al llamado, la sotana del curita flameaba al viento, ya que por razones obvias no pudo uniformarse. Afortunadamente el llamado no implicó mayor trabajo, por lo que rápidamente nuestros tercerinos volvieron al cuartel, minutos antes que llegara el Director con la invitada de honor.

¡Qué contento debe haber estado el fundador don Ramón Contador Gana!

En la foto está rodeada por los oficiales de la época, entre ellos Javier Berríos, sobrino nieto de doña Paula y biznieto del fundador. En la ocasión se hizo una “matiné infantil” en el casino del cuartel, con globos, torta y dulces. La festejada nos agradeció con unas canciones que ella acompañó tocando el piano.