EL ÚLTIMO LLAMADO!

En esta ocasión queremos recordar a Gabriel Lara Espinoza (QEPD), Voluntario y Mártir del Deber de nuestra hermana de canje, la Cuarta Compañía de Valparaíso Bomba Almirante Manuel Blanco Encalada, quien un Día como hoy 14 de enero del año 2008, acudiría a su último incendio, catástrofe que no solo arrasó con innumerables bienes materiales sino que nos arrebato muy anticipadamente a un gran y joven Bombero.

«… Luego de regresar a mi trabajo, calculo debe haber transcurrido poco más de una hora, mi equipo de radio quedo sin batería, razón por la que no escuche el nuevo despacho al mismo lugar. Sin embargo oigo nuevamente la sirena del carro forestal de la Cuarta, en ese momento encontrándome con mi jefe, quien salió conmigo a ver pasar el carro; la imagen fue la misma, el oficial a cargo y Gabriel nuevamente tripulando solo atrás (según recuerdo) y quien al verme, me señala con su mano hacia la parte alta donde efectivamente ya se podía apreciar una columna de humo de mediana intensidad (aclaro esto porque la salida del taller se encontraba al terminar una curva cerrada en av. Francia).

Llegar al incendio no fue fácil, ya en ese instante al tomar desde Errázuriz a avenida Francia era casi imposible, sin embargo logré sortear esto ya que al ver carabineros a un bombero con una mano al volante y en la otra el casco sobre el techo del auto, la verdad ni chistaron para dejarme libre paso entre los vehículos que se encontraban detenidos(avenida Francia estaba cortada a la altura de Colón por Carabineros), por lo que continúe subiendo, cuando me encuentro que en dirección contraria viene raudamente una camioneta de comandancia, la CJ- 3, que era escoltada a toda velocidad por 2 motoristas de Carabineros y una patrulla; sobre el pick- up de la CJ una persona sobre una camilla, cuyo rostro no alcance a ver ya que iba rodeado por bomberos que afirmaban la camilla y al parecer junto a ellos un médico.

Como no encontré al teniente primero para presentarme, (quien supuse estaba a cargo aún), me presento con el bombero que menciono y a la sazón más antiguo en el lugar, a quién sirvo de apoyo en una de las líneas de 70 para las labores de ataque que ya se realizaban desde hacía rato. En otra línea armada al otro extremo de la avenida, se encontraban los bomberos honorarios Erik Schindler y Humberto Bahamondes, junto al teniente tercero Gonzalo Soto, bomberos de gran experiencia y con bastantes años de servicios. El fuego había hecho presa a las casas cerro abajo y de lado a lado de la avenida, quemando vehículos estacionados e incluso algunos animales del sector. No sé cuánto tiempo invertimos en esto, cuando me percato, caen lágrimas de los ojos de mi compañero de Bomba. Con la confianza que me ha unido con él desde que ingresé a la Compañía, le pregunto qué ocurre, no sin dificultad, de su boca me entero de la desgracia ocurrida momentos atrás; Gabriel estaba gravemente quemado en momentos que rescataba una menor minusválida que según su tía estaba atrapada en su casa del callejón hacia una de las quebradas; fue entonces cuando Gabriel en esta acción de rescate, fue alcanzado por las llamas producto de la gran carga de fuego por las casas de material ligero, arbustos tupidos y el viento característico de los cerros del Puerto, todo esto confabulado para que el fuego traidor lo atacara por la espalda, junto a un grupo de bomberos que salvaron ilesos y a la tía de la niña (que se supo había sido sacada anteriormente por un vecino).

Fue ahí cuando me di cuenta que la CJ con que me encontré camino al incendio, llevaba a Gabriel en una desesperada carrera por salvar su vida. La mujer, en vista de sus graves quemaduras y que había bajado junto a Gabriel para indicarle la casa donde supuestamente se encontraba la niña murió horas más tarde en la asistencia pública, mientras que Gabriel fue trasladado al IST de Viña del Mar producto de su gravedad…»

Extracto recopilado de los relatos de Erick Vergara Allen, Voluntario Honorario de la Segunda Compañía Germanía de Valparaíso y publicado en el sitio de La Segunda Compañía Esmeralda del CBS.

Sobre el autor