Reliquias

Bombas históricas de la compañía del cuerpo de bomberos de Santiago

Bombas antiguas

BOMBA DE PALANCAS
BOMBA A VAPOR MERRYWEATHER
BOMBA A VAPOR: WATTEROUS ENGINE CO. LTD. 1902 CANADÁ
BOMBA AUTOMOVIL ALEMANA
BOMBA FORD WATEROUS V8
BOMBA MERCEDES BENZ 1957
BOMBA MERCEDES BENZ 1017 ZIEGLER TLF 16 AÑO 1978




Posterior a nuestra fundación, durante el primer semestre de 1864, desde Estados Unidos llegó la bomba de palancas pedida en los últimos días de 1863 por el Directorio. El encargo se había hecho a Boston a la Hunneman & Co., por conducto de los agentes en Valparaíso de la Casa Hemenway (propiedad del Teniente Primero de la Primera de Bombas de la Asociación contra incendios del puerto, don Carlos P. Hemenway). El Directorio acordó adjudicar la bomba a la Compañía del Poniente, “reconociendo – dice el acta – el entusiasmo y actividad de esta Compañía, la cual, aunque había ido a veces más allá de lo que permitía una estricta disciplina, merecía la atención y apoyo del Directorio”. Esta, sería una bomba de palancas de aproximadamente 1.400 kilos de peso, con una entrada de agua y dos salidas, que se traía hasta el lugar del servicio por tracción humana, con dos hombres en la lanza y tres por cada costado tirando de cuerdas, contaba con 4 baldes fabricados de suela y mangueras del mismo material. La presión que alcanza es de 100 libras, con un chorro de pitón que sobrepasa los 15 metros. Para impulsar el agua de la bomba, se ejercerán movimientos en sus varas con 8 a 10 hombres por cada costado que coordinaran sus movimientos con el grito de ¡Fuego! Y ¡Agua!. Abandona el servicio en 1915, donde se destina a las antiguas bodegas del Cuerpo para ser restaurada en 1987 por don Tomás Rodríguez Peláez.




En 1876 entra en servicio la primera bomba a vapor. Construida en 1875 por la fábrica Merryweather, fue comprada por la Tercera el día 15 de noviembre de ese año, por un valor de $10.200. Tenía un poder nominal de 1.640 litros por minuto; pesaba 24 quintales métricos con todo su material de incendio incluido. Tenia un caldero sistema “Field”, de 6 1/2 pulgadas de diámetro en los cilindros de vapor y 5 1/4 pulgadas de diámetro en los cilindros de agua; su carrera de cilindros era de 18 revoluciones. Fue reemplazada en 1902 por una moderna bomba a vapor. Al fallecer en 1879 el fundador de la Compañía otrora Capitán y Comandante, don Ramón Abasolo, la Poniente decide bautizarla como “La Ramona” Esta pieza de material mayor, fue vendida por la Compañía a un comerciante de la ciudad de Quillota, donde la única información que se recibió fue que se desarmó para la utilización exclusiva de su caldera, perdiéndose el rastro.




En 1902 se incorpora al servicio una nueva bomba a vapor, adquirida por la Tercera Compañía, en reemplazo de la antigua “Ramón Abasolo”. Fue fabricada por la empresa canadiense Watterous Engine Co. Ltd., e importó con todos sus accesorios la cantidad de 9.000 pesos oro de 18 peniques. La caja del Cuerpo contribuyó con la suma de 750 pesos oro de 18 peniques, valor del primer dividendo que estaba obligado a pagar la Tercera el 27 de junio de ese año. La inauguración oficial de la “Clarita” tuvo lugar el domingo 13 de julio en la plazuela del Teatro Municipal. Asistieron al acto los voluntarios de la Tercera Compañía y los miembros del Directorio. Presta servicios en nuestra Compañía desde 1902 a 1924, año en que se destina a la Segunda Compañía Cuerpo de Bomberos de Castro, quienes la mantienen en servicio hasta el año 1937, para luego, en la segunda mitad del siglo XIX, volver a su Tercera Compañía para ser custodiada como reliquia institucional.




Fabricada a partir de un camión alemán que prestó servicios en la Primera Guerra Mundial, y luego adaptado para el combate de incendios. Puesto en servicio durante 1923, permanece en nuestra compañía hasta 1940 aproximadamente. Su peso aproximado es de 10 toneladas, es la primera Bomba automóvil que posee la compañía, su motor funciona con petróleo y tiene llantas macizas de caucho, tenía turbina, su cabina no tenía techo y tenía asientos dobles de madera a lo largo de la carrocería.




Primera pieza de material mayor denominada “Claro y Abasolo”, presta servicios hasta 1957 en su tercera compañía, a su vez, la primera en tener maquinas hermanas en otras compañías de la institución.




Su año de fabricación es 1955. Fue puesta en servicio en el año de 1957 hasta 1978. Posee una turbina Metz, estanque de agua con capacidad de 900 litros y un estanque con 180 litros de espuma. Asimismo, posee cuatro tambores laterales para tiras de 72 y 50 mm, dos carretes de primeros auxilios de 30 metros y un pitón monitor instalado en el techo. Actualmente se encuentra asignada a nuestra Compañía como reliquia institucional.




(Día de la puesta en servicio de la Mercedes 1017 y dada de baja de la Mercedes 1957) Puesta en servicio en 1978 como Bomba principal de nuestra Compañía, presta servicios hasta aproximadamente 1997, año en que colisionó en las calles Curicó y Carmen, quedando inutilizable para el servicio bomberil. Capacidad aproximada de 3.000 litros de agua y 8 Bomberos.